Conclusión



Conclusión
                                                                                        Pedro María Seguro Romero

Tras analizar los diferentes tipos de comunicación así como pistas para reconocerlos y ver lo que se entiende por acto comunicativo, me he detenido a reflexionar sobre la cantidad de información que diariamente nos trasmitimos por los medios de comunicación verbal, y visual. En concreto en la comunicación paraverbal que es la que a guiado me práctica de observación en el aula. De esta práctica  he aprendido que tras los gestos se esconden sentimientos y emociones, y que además estos en muchos casos no son capaces de ocultarse.
En cuanto a las tecnologías implicadas en la comunicación  tendrían que ser analizadas y revisadas para no inferir en procesos de socialización  primarios e insustituibles donde el profesional de la educación ocupa un lugar imprescindible. Por todo esto surgirá un debate o dilema sobre las finalidades y los medios. Son muchos los cortometrajes de tintes futuristas que aportan visión de un ser humano cada vez menos protagonista de su realidad y que pierde relevancia. Hablar de cuestiones axiológicas en los contextos de inteligencias artificiales es  angustiarse y ver una cierta desnaturalización de lo típicamente humano. Durante millones de años la educación del ser humano ha estado desligada de estas artificialidades acríticas incapaces de empatía. Con todo esto no quiero decir que tengamos que detener el avance en el los entornos de las tecnologías de la comunicación, sino que tenemos que mirar con atención las relevancia de estas en los procesos de enseñanza-aprendizaje   a fin de no hacer de esta actividad típicamente humana una actividad vana propiciadoras de masas acríticas y conformistas.

Esta conclusión es mía en su totalidad y no hago referencias puesto que no parto de ninguna revisión bibliografía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada